16 de diciembre de 2013

SIBERIA, concurso literario.

Mientras soportaba una aburrida conversación telefónica mi amiga Rosario dibujaba en un papel y escribía versos. Empezó un poema que no terminó y... 
Pero será mucho mejor que os lo cuente ella:

“Estaba atendiendo una llamada telefónica en el curro y como la cosa tenía pinta de no querer terminar pronto, me puse a garabatear florecillas y estrellas en un folio. Después tu nombre, muchas veces, y el mío otras tantas, y corazones, soles, lunas, una niña saltimbanqui y recurrente -no sé dibujar otra cosa- y bastantes 'quiero irme a casa'... En fin, esas cosas que tú también haces cuando la conversación te importa un bledo, que yo lo sé. De repente sentí frío en los pies, dejé de prestar atención a lo que ya sólo era una monotonía de palabrejas allá a lo lejos y desconectada del todo, escribí: "Tenía los pies helados y se llamaba Siberia" "Tenía los pies helados y se llamaba Siberia" "Tenía los pies helados y se llamaba Siberia". Anda -me dije- a lo mejor si lo partes en dos, ¿a ver?:

Tenía los pies helados
y se llamaba Siberia.

Terminó el monólogo -del que sólo recuerdo haberlo interrumpido con algún 'sí sí sí' de tanto en tanto- y colgué aliviada. Con el folio lleno de siberias pensé qué podría hacer con ellas. ¿Podrían esas dos frases formar parte de un poema o símil? Ni siquiera lo intenté, qué pereza. Quedaron ahí enterradas hasta que hoy limpié la mesa de burocracias diversas y voilá, qué frío en los pies. No he podido tirarlas a la papelera.

Pero el poema no sale ni saldrá. No a mí. Así que voy a abrir un concurso donde puede participar todo el mundo que quiera. Sólo tienes que escribir un poema en el que aparezcan esas dos frases y mandármelo en un mensaje privado, bajo seudónimo. Tienes tiempo hasta... a ver, hasta el 30 de diciembre a las 15.00h. Para la tontería que es, tiempo de sobra. El 1 de enero los publicaré todos en un álbum titulado 'Siberia', en mi muro, y todo el que quiera podrá darle al 'me gusta' hasta el día... sí: hasta el 5 de enero a las 15.00h. Si el tuyo es el que obtiene más 'me gusta' ganarás unos calcetines -¡sin dedos!- tejidos a mano que recibirás antes del verano. Palabrita. Y si hay empate, la que dice cosas, o sea, mi santa madre, elegirá -con su criterio particular- al ganador. ¿Juegas? Me da pena dejar a Siberia con los pies al aire, la pobre”.



Si os animáis a escribir una Siberia y queréis poneros en contacto con Rosario aquí os dejo el enlace a su perfil de Facebook, seguro que le dais una alegría: ROSARIO DINAMITERA.

Estos son unos calcetines hechos por ella, os aseguro que teje de maravilla.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada