29 de mayo de 2014

AMOR INFINITIVO

Salir a la calle, 
ver a una chica, 
pensar "es linda", 
acercarse, 
decir: 
"Me llamo Juan", 
y ella: 
"María", 
mirarla a los ojos,
tomar una copa,
coger su mano,
hablar de cosas triviales,
encender un cigarrillo,
dar un paseo,
besarla en un portal
y pensar "es linda",
ir al cine,
hablar de literatura,
acariciar sus piernas,
reír,
hablar de política,
caerse de culo en un charco de lluvia,
oírla reír
y pensar "es linda",
acariciar su pelo,
acariciar su pecho,
caminar por la arena,
hablar de Dios,
llorar,
caminar por la nieve,
hablar de amor,
hacerle el amor,
plantar un hijo,
escribir un árbol,
tener un libro...

Y de pronto un día
despertar,
mirar a la mujer que duerme al lado
y pensar "es linda",
y recordar que han pasado ya veinte años,
y sorprenderse,
y mirar de nuevo a la mujer que duerme al lado
y reconocer en ella a la chica que conociste
parece que fue ayer.

(Emma Cabal)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada