8 de noviembre de 2013

DE CAMINO

Un día más
entre el asombro y el susto
de estar vivo,
intentando entenderlo.

Comer, leer,
sufrir, amar.
Cuerda floja
entre la consciencia implacable
que me hace ir por la vida
sin coraza y hasta sin piel
y la borrachera buscada,
de besos, de palabras,
música o silencio,
da igual.

Anestesia imprescindible
para poder mirar el reloj
que desgrana
los instantes que se van.

(Elvira Laruelo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario