28 de junio de 2013

HOY ME PIDE EL CUERPO UNA BUENA BORRACHERA

¿De qué?
Pues no sé, 
supongo que me vale todo.

De risas con una amiga,
de versos,
de vinos (uno o dos, o más),
de mimos,
de chocolate,
de caricias (una o dos, o más),
cualquier vicio que me enajene los sentidos
por unas horas.

Algo, lo que sea,
por favor os pido,
que me arranque
esta piedra que me aplasta
y amenaza con hacerse eterna;
que me ahoga,
que me hunde,
que no cesa.

Aunque mucho me temo,
me conozco un poco,
que todo acabará
en una buena llorera.
Así, chaparrón de verano
que luego escampa,
cómo si no fuéramos sobrados de agua
y la tierra seca estuviese con sed
de mi neura crónica.

Y luego la culpa,
el repetirse y flagelarse:
“¿qué me falta?”.


(Elvira Laruelo)

2 comentarios: