19 de mayo de 2013

MENSAJE EN UNA BOTELLA

Oiga, por favor,
aquí, aquí,
donde el mar se vuelve 
océano de dudas…
Sí, usted,
por favor,
¡venga, ayúdeme,
por favor se lo pido!

Que estoy solo
y apenas floto,
que necesito
desesperadamente
un abrazo,
que me vencen las mareas
y la resaca me aleja
de esa hermosa angustia nuestra
que es vivir.


(Elvira Laruelo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario