5 de diciembre de 2012

CONFESIÓN

No leo para burlar la soledad, 
para informarme 
ni para cultivarme.
Ni por motivos de trabajo, 

ni para conocerme mejor,
para alejarme del mundo
o volver a él,
ni para menguar mis penas,
ni para crecer mis sueños…

Leo por mi propio placer,
de manera egoísta.                                                           Leo porque soy humana.


(Elvira Laruelo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada